5 claves para descubrir "qué hacer con tu vida"

¡¡He terminado la carrera y no sé qué hacer...!!

Todas las semanas conozco a alguien que se siente frustrado porque acaba de terminar sus estudios (sean universitarios o no) y no tiene ni idea del paso que viene después... "Tanto esfruerzo, tanta dedicación,...¿y ahora qué?". Si eres de los que ha seguido el camino "estipulado" de alguna manera y ahora te sientes perdido, te ayudará saber que esa situación se debe en gran medida a que actualmente todavía no nos educan para conocernos ni para tomar decisiones desde quien realmente somos, y por lo tanto, es una situación muy común en la actualidad. Años atrás, era mucho más sencillo conseguir un trabajo estable que disimulara nuestras necesidades emocionales y este tipo de frustración, pero lo cierto es que hoy en día, una gran parte de los jóvenes se ven perdidos y sólos ante el peligro. 

 

En este post quiero compartir contigo 5 claves para poder romper esa situación y comenzar tu propio camino.

 

1. Toma las riendas

 

Debes tener presente que NADIE puede correr la carrera por ti y nadie lo hará. La primera pregunta que debes hacerte es: ¿estás dispuesto a responsabilizarte de tu vida?

 

La palabra "responsabilidad" nos asusta, sí. Pero es la única vía para ser libres. Por lo tanto, deja de lado tus creencias y prejuicios y comprometete contigo mismo a vivir la vida que quieres. Eso no te ayudará a identificar lo que quieres pero sí te dará la fuerza necesaria para el camino que estás a punto de comenzar.

 

"Los másteres que hay no se adaptan a mis necesidades, no hay trabajo, no me contratan, la situación actual es muy difícil..." Cuando hablamos de tomar las riendas, hablamos de dejar en segundo plano este tipo de pensamientos enfocados al exterior y comenzamos a mirarnos a nosotros mismos. Sería como jugar a ser un "egocéntrico" (pero de los majos), alguien que entiende que tanto los problemas como las soluciones están en sí mismo. Si eres tú quien corre la carrera, comencemos a hablar de tus posibilidades y tus potencialidades por exprimir. ¿Qué puedes hacer que sólo dependa de ti que aún no hayas hecho?

 

 

2. Imagina tu vida ideal ¿qué emociones te genera?

 

Deja rienda suelta a la imaginación. A veces tomar perspectiva es la única manera de ver con claridad el presente. Imagínate 5 años vista ¿dónde te gustaría estar? ¿cómo? ¿con quién? ¿haciendo qué? Tómatelo como un juego, si dejas volar a la imaginación es posible que encuentres caminos y posibilidades que nunca antes se te habían ocurrido. ¡¡Sáltate todos los filtros!!

 

Anota las emociones que crees que esa situación te generará (incluso de la mayor locura que se te haya ocurrido). Somos seres emocionales en una grandísima medida, toda la información que te proporciona tu mente tiene un motivo emocional subliminal, una sensación que generar en tu cuerpo. Se trata de llegar a la esencia de lo que crees, piensas, haces y, sobre todo, la esencia de lo que quieres. Desgranar tus ilusiones a nivel emocional te abrirá múltiples oportunidades para llegar a conseguir lo que quieras (y en primer lugar para identificarlo).

 

 

3. Haz una lista de posibles opciones (no te dejes ninguna atrás)

 

 

Esta vez no vamos a jugar a "imagínate que eres archimillonario...". Hoy toca ser realista, lo que significa que no emitimos juicios pero que trabajamos sobre el presente y sobre los recursos que ya disponemos. Coge la lista de emociones que has creado en el punto 2 y pregúntate de qué manera puedes vivir un poco más esas emociones hoy. No importa si tienen relación a priori con tu carrera profesional o no, simplemente céntrate en la emoción y diseña un pequeño plan cada día donde vivas esas emociones.

 

Lo que el corazón quiere, la mente se lo muestra. Si nos habituamos a sentir todas esas emociones que creemos que nos generará aquello que queremos, nuestra mente nos facilitará más información sobre vías para conseguir sentir esa emoción (ésto te sirve para identificar lo que quieres y para encontrar oportunidades para conseguirlo). No se trata de hacer grandes cosas todos los días, ni de fingir algo que no sientes. Se trata de fijarnos en los pequeños detalles, en esos momentos tan efímeros e insignificantes a primera vista que de alguna manera u otra te reportan esa emoción. No importa lo pequeño que parezca... no menosprecies los pequeños detalles, son los que construyen los grandes sueños.

 

4. Queda prohibido jugar al "y si..." o al "es que..."

 

Cuando identificas una vía, algo que te gustaría hacer, tu mente rápidamente entra en juego y te lanza una lista repleta de información a tener en cuenta. Sobre todo, aquella que considera que puede ser una amenaza a nivel emocional para ti. Si hay algun riesgo de que no lo consigas te lo plasmará en tu pensamiento diario. ¡No te enfades con tu mente! Lo hace para protegerte, para mantenerte en tu zona de confort. Recuerda que su principal objetivo es mantenerte con vida, y cuando se trata de vida o muerte todo vale. Es ahí donde debes tomar consciencia y descartar aquellos pensamientos que te alejen de tu objetivo. Quédate con la información que te sirva para ser prevenido y no caer de cabeza y lo demás deséchalo. 

 

A nuestra mente le gusta mucho jugar al "y si....", "es que...". Las personas que lideran su vida y que consiguen lo que quieren a pesar de todas las dificultades existentes, jamás se nutren de un "y si..." ni de un "es que..." se enfocan en sí mismos y una y otra vez se hacen la siguiente pregunta "¿qué puedo hacer yo dentro de mis limitaciones actuales por muy pequeño paso que sea?" 

 

5. Entrénate a nivel mental y emocional para conseguirlo

 

Tratando de verlo de la manera más objetiva posible y nunca como excusa, sino como punto de referencia, quiero compartir contigo algo que probablemente ya sabes. La educación actual, a pesar de ser bienintencionada, corresponde a una era en la que actualmente no vivimos, corresponde a la era de la industrialización. ¿Qué ocurre cuando nos educan en un modelo o en otro? Que se generan conexiones en nuestra mente ligados a hábitos emocionales que hacen que nuestro piloto automático nos lleve de manera inconsciente por un camino u otro y viviendo nuestra vida de una manera determinada.

 

¿Cómo podríamos hacernos hueco en la actualidad si nos formamos para el pasado? Es un sinsentido y a la vez se trata de la razón principal por la que el mercado laboral actual es tan insostenible e inalcanzable para muchos. Lee a referentes que te inspiren, busca recursos para poder reprogramar tu mente y detonar tu talento en la actualidad. De esta manera, todas las pautas que te invito a probar en este post te llevarán allá donde quieras ir con certeza, seguridad y mucho éxito. 

 

 

by Irati Lekue

Entrenadora mental y emocional para emprendedores

y profesionales de alto rendimiento


Llamar

E-mail